El cambio es el resultado del verdadero aprendizaje. Leo Buscaglia.

Es probable que el título de este post pueda llamarte la atención. Quiero dejar claro desde el comienzo que jamás he perdido la ilusión. Mi propio propósito me lo impide ya que está directamente relacionado con el cambio. Cuando me refiero a recuperar la ilusión lo hago desde el punto de vista de escribir y compartir conocimiento tal y como venía haciéndolo desde hace más de cinco años.

Ya casi ha pasado un año desde que publiqué mi último post en Cambiando Creencias, y no sé porqué, pero algo me decía que podría ser el último de una de las mejores etapas, tanto profesionales como personales de mi vida.

Llevaba tiempo encontrando dificultades, tanto a la hora de ponerme a escribir como a la hora de decidir sobre qué escribir. Me sentía muy encorsetado, y eso me impedía ver con claridad sobre qué profundizar, y la verdad es que necesitaba aire fresco, salir de la caja, ganar algo de perspectiva y tratar de ver las cosas de otra forma.

Dejar un proyecto como el de OPTIMA LAB, al que tanto tiempo y recursos he dedicado durante estos últimos años, ha sido realmente duro, aunque necesario por distintas razones que tan solo perduran hoy en mí a modo de aprendizaje, y que sin duda alguna, tal y como afirma Leo Buscaglia, se han transformado en cambios.

Siempre en movimiento el futuro está. Maestro Yoda

Después de todos estos meses en los que he tenido la oportunidad de reflexionar sobre muchos aspectos personales y profesionales, he llegado a la conclusión de que necesitaba tener mi propio espacio personal en el que compartir mis aprendizajes, experiencias e inquietudes sin ningún tipo de restricciones, donde la creatividad tenga rienda suelta. Es por esta razón por la que he decidido aparcar mi anterior blog y poner en marcha este nuevo sitio web donde a partir de ahora compartiré mis publicaciones.

Soy consciente del valor que tiene, no solo para mí sino también para tí que me has estado leyendo durante estos últimos años, todo el contenido que he publicado hasta ahora, y como no podría ser menos, seguirán estando disponibles en la red al menos hasta el próximo año, ya que tengo pendiente decidir si mantengo el dominio o lo migro todo el contenido ya plublicado a ésta, mi nueva y también tuya casa digital.

¿Y qué podrás encontrar aquí a partir de ahora en el blog? Bueno, como decía anteriormente, este blog va a ser bastante abierto, y por tanto tendrán cabida muchos más temas al margen de la efectividad personal.

Tecnología y desarrollo de software serán los temas centrales. Análisis de diversos lenguajes de desarrollo, librerías, frameworks, herramientas, apps, gadgets, etc. Aún así también seguiré escribiendo sobre temas de efectividad personal, reflexiones sobre lecturas, entrevistas, crónicas de eventos a los que asista e incluso viajes. En general todo aquello que crea interesante compartir.

Tengo que decir que estoy muy ilusionado y que tengo la incubadora a tope de temas, series de post e ideas para poner en marcha. Así es que manos a la obra.

Como puedes ver, el blog tiene un aspecto bastante zen. Es algo que tenía claro desde que comencé a darle vueltas a este cambio. Mi intención siempre fue la de mostrar una interfaz sencilla, que se centrara sobre todo en los contenidos y dejara el resto de distracciones a un lado.

Otro cambio importante ha sido la tecnología que he usado para ponerlo en marcha. Debido a la gran cantidad de problemas que he tenido estos últimos años con WordPress, he decidido darle una oportunidad a Ghost. En breve compartiré una serie de post de cómo montar un blog personal con esta sólida plataforma basada construida con Node.js, Express.js y Ember.js.

Para terminar quiero dar las gracias a tod@s aquell@s que me habéis acompañado en estos últimos años, y en especial a mi buen amigo Jerónimo Sánchez, que ha sido crucial en muchas de las decisiones que he tenido que tomar en este último año. Probablemente de no haber contado con su punto de vista y sus consejos, mi camino hoy hubiera sido otro, quizás más Caribeño ;-). Gracias de corazón.

Tampoco me quiero olvidar de mi compañera, Sonia, que es la que siempre está ahí para alentarme, animarme y sobre todo hacerme ver que existen disitintas realidades posibles y también diferentes formas de llegar a un mismo lugar. Sabes que sin ti no hubiera llegado tan lejos.

Un fuerte abrazo para tod@s y a seguir con la aventura de vivir con sentido.

The North Remembers