Mucho se ha escrito durante estas dos últimas semanas a cerca de lo acontecido en el Primer #ForoRedca, el pasado día 5 de Julio en la Deusto Business School en Bilbao. En esta, mi más humilde aportación, quisiera expresar, al margen de lo ya dicho y que comparto, cuales han sido mis sensaciones durante el transcurso de todo el evento desde su concepción hasta su iluminación terrenal.

Por hacer un poco de memoria, este primer foro tiene su origen en la reunión que #Redca5 desarrollada en Madrid a finales de Febrero del presenta año. Cuando surgió la idea de desarrollar un primer proyecto conjunto la ilusión se apoderó de todos los que allí estábamos y a través de darle forma al poliedro conceptualizado por Manel comenzamos a trabajar sobre la idea de desarrollar este primer foro abierto de encuentro entorno a la consultoría artesana. Debatiendo a cerca de la temática apareció en escena la palabra cambio y fue cuando mi corazón dio un vuelco de alegría. Para mi esa palabra tiene mucho sentido puesto que aparece de forma muy relevante en mi Propósito de Vida, así es que me sirvió de brújula durante todo el trayecto y sobre todo en los puntos más críticos del viaje en los que debido a encontrarme muy saturado de trabajo pensé incluso apearme del tren. También estaba Bilbao. Poder visitar esta maravillosa ciudad y sobre todo compartir un buen rato con sus gentes ya lo merecía. Y como no, por fin, poder desvirtualizar a Alberto Barbero con quien tantas veces me he reunido este año y tantas ganas tenia de conocer en persona. Todo el viento sopló en la misma dirección.

Desarrollar un evento de estas características, totalmente autofinanciado y organizado de forma autónoma, no es sencillo y sobre todo si la organización del mismo esta dispersa de forma geográfica. En este caso y a modo de anfitriones, tanto Julen, como Asier se han llevado gran parte del trabajo. Dotar de cierta coherencia al evento y al mismo tiempo respetar la diversidad es algo complejo y que raras veces se consigue sino es trabajando en red. Muchas reuniones durante todo el proceso de organización y si algo me ha llamado la atención ha sido el elevado tráfico de mails entre nosotros. Chicos, algunos hemos tenido trabajo extra al procesar nuestras bandejas de entrada ….

Mi lectura general del evento pasa por destacar tres aspectos. En primer lugar la potencialidad indudable de la diversidad. Diferentes visiones y puntos de vista a cerca del cambio a través de los ojos de distintos profesionales que compartimos valores y principios. Sumado a ello las enriquecedoras aportaciones de todos los participantes sin los cuales este sarao no hubiese sido posible.

En segundo lugar el aspecto humano y emocional en el sentido más amplio. Sentir en primera persona como la existencia de inquietudes respecto al cambio es real no tiene precio. La emocionalidad estuvo patente en todo el evento, desde el nerviosismo de todos los que teníamos que salir a escena hasta las sensaciones que se experimentaban en las interacciones con los participantes durante toda la jornada, durante los pintxos, las tertulias en los pasillo o bien en la puesta en común de la tarde. Todo ello hizo posible que hubiese conexión y todos sintiéramos que realmente no estábamos solos en esta aventura.

Y por último el aprendizaje. Las personas somos cambio desde nuestro origen pero también somos aprendizaje. Estamos aprendiendo constantemente a través de nuestras experiencias. Este primero foro ha sido precisamente eso, toda una experiencia, de la que pienso que todos hemos aprendido mucho en infinidad de sentidos.

El sábado 6 de Julio por la mañana aprovechamos para reunirnos de nuevo, cerca de Getxo, en un entorno realmente especial y sobre todo artesano, para hacer balance de lo acontecido, otra oportunidad más para seguir trabajando y avanzando hacia el futuro de #REDCA.

Con afán de no extenderme mucho quisiera desde lo más profundo de mi corazón dar las gracias en primer lugar a todos los participantes. Sin sus aportaciones el evento hubiera sido más de lo mismo. También de forma especial a la Deusto Business School por cedernos su maravilloso entorno para compartir conocimiento y como no a los compañeros de este viaje, a María Jesús por su constante presencia, a Asier por sus paseos culturales, a Manel por regalarnos sus análisis multinivel, a José Miguel por su claridad y pragmatismo, a Julen por compartir tanto con nosotros, a Juanjo por su visión de conjunto, a Amalio por sus ideas agitadas y ser excelente compañero de viaje, a Nacho por sus consejos frente a la adversidad, a Alberto por su serenidad y a Paz por ayudarme a enfrentarme al dragón, bienvenida a la red.

Por último un recuerdo especial para Juanjo Sobejano que aunque no pudo estar presente en el foro lo estuvo en todos y cada uno los momentos dentro de nosotros. Dejo a continuación un enlace hacia mi presentación y algunas fotos del mismo por gentileza de Amalio.